Limitación del 30% a la deducción de las amortizaciones en el Impuesto de Sociedades. Un nuevo ejemplo de anticipación recaudatoria


Con efectos desde el pasado día 1 de enero de 2013 se ha introducido una importante novedad a efectos del Impuesto sobre Sociedades, a través de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, mediante la que se limita en un 30 por ciento la deducibilidad fiscal de las amortizaciones durante los períodos 2013 y 2014.

Contabilidad 1 (L)Se trata, sin duda, de una medida con una clara vocación de anticipación recaudatoria enfocada, una vez más, a la reducción del déficit público, con la que se pretende conseguir una recaudación adicional por el Impuesto sobre Sociedades.

¿A quién afecta esta modificación?

Esta medida afecta a aquellas entidades que, por sí o a través del grupo mercantil al que pertenezcan, hayan tenido un volumen de operaciones igual o superior a 10 millones de euros durante el período impositivo inmediato anterior.

¿En qué consiste esta medida?

La amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias correspondiente a los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2013 y 2014 se deducirá en la base imponible hasta el 70 por ciento de aquella que hubiera resultado fiscalmente deducible de no aplicarse el referido porcentaje, de acuerdo con los apartados 1 y 4 del artículo 11 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Por tanto, se limita en un 30 por ciento la amortización contable fiscalmente deducible.

Dicho de otra forma, la amortización fiscalmente deducible será como máximo el 70 por ciento de la que hubiese sido fiscalmente deducible en caso de no aplicar esta limitación.

Sin embargo, esta limitación no resultará de aplicación respecto de aquellos elementos patrimoniales que hayan sido objeto de un procedimiento específico de comunicación o autorización en relación con su amortización, por parte de la Administración tributaria.

¿Cuándo se puede amortizar fiscalmente aquella parte de la amortización contable que no haya podido deducirse a efectos del Impuesto sobre Sociedades?

La amortización contable que no resulte fiscalmente deducible en virtud de la citada limitación del 30 por ciento, se deducirá de forma lineal durante un plazo de 10 años u opcionalmente durante la vida útil del elemento patrimonial, a partir del primer período impositivo que se inicie dentro del año 2015.

Debe señalarse, asimismo, que esta restricción de la deducibilidad del 70 por ciento resultará también aplicable a los supuestos de amortización acelerada cuando la entidad que tenga derecho a la misma no cumpla con los requisitos de los apartados 1, 2 ó 3 del artículo 108 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, esto es que por sí o a través del grupo mercantil al que pertenezca, hubiera tenido un volumen de operaciones igual o superior a 10 millones de euros durante el período impositivo inmediato anterior.

En conclusión, se trata de una novedad muy relevante para las grandes empresas (volumen de negocio superior a 10 millones de euros) que, sin duda, generará una recaudación adicional importante para las arcas públicas, en la medida en que la referida limitación afecta a la deducibilidad fiscal del 30 por ciento de la amortización contabilizada en los períodos 2013 y 2014, lo que para algunas entidades puede suponer una cantidad muy relevante.

Anuncios

Acerca de Miguel Rodriguez de Cepeda

Miguel Rodríguez de Cepeda es Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, Diplomado en Derecho Comunitario por la Universidad de Sevilla y Master en Asesoría Fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol. Asesor Fiscal – Asociado Senior de LANDWELL-PricewaterhouseCoopers, Abogados y Asesores Fiscales, en la oficina de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en Impuesto Sociedades y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Limitación del 30% a la deducción de las amortizaciones en el Impuesto de Sociedades. Un nuevo ejemplo de anticipación recaudatoria

  1. Pingback: LEY 16-2012 DE MEDIDAS TRIBUTARIAS DIRIGIDAS A LA CONSOLIDACION DE LAS FINANZAS Y AL IMPULSO DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA « Actualidad fiscal y contable

  2. Una información interesante para las empresas que siempre deben mantenerse al día e informadas de las últimas leyes y novedades que les puedan afectar. Saludos.

  3. Almudena zafra dijo:

    No obstante, pese a esta medida, el tipo medio efectivo de gravamen seguira estando para estas grandes empresas muy por debajo del resto de contribuyentes. Se trata de evitar un mayor diferimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s