Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…la decisión del Trib. Federal Fiscal alemán, sobre deducción de gastos financieros


El artículo 20 del TRLIS, según redacción del Real Decreto-Ley 12/2102, contiene una norma limitativa de la deducción de intereses bastante similar a la existente, desde 2008, en la legislación fiscal alemana. En efecto, tanto la norma española como la alemana restringen la deducción de aquellos intereses que exceden del límite 30% del beneficio operativo.

EuroSin embargo, la norma alemana permite que tal límite sea superado en la medida en que la estructura financiera de la entidad concernida sea semejante a la del grupo mercantil al que pertenece. Esa flexibilidad permite incardinar a la norma fiscal alemana entre aquellas que respetan el principio de libre concurrencia pues, en efecto, el pasivo financiero del grupo mercantil está construido, por definición, sobre relaciones entabladas con terceros. No puede decirse otro tanto de la norma española.

En ese contexto, la decisión del Bundesfinanzhof o Tribunal Federal Fiscal alemán, explicita una duda rotunda respecto de la constitucionalidad de la referida norma alemana, la cual habría venido a perturbar el principio de igualdad del artículo 3 de la Ley Fundamental de Bonn, sin mediar causa de justificación.

La doctrina fiscal alemana en materia de capacidad económica, difundida en nuestro país por el profesor Herrera Molina, concreta la misma, en relación con los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades,  en el denominado principio del neto, en cuya virtud la renta sujeta a gravamen ha de ser calculada tomando en consideración todos los gastos inherentes a su obtención, y no en cualquier ejercicio fiscal, sino, precisamente, en aquel en el que aquellos se devengan y, por ende, constituyen una carga para la empresa.  Pues bien, el tribunal alemán considera que la limitación a la deducción de intereses se desvía de dicho principio en la medida en que los mismos son gastos en los que incurren las empresas para la obtención de la renta.

El tribunal alemán examinó algunas causas de justificación, tales como la financiación de una ventaja o beneficio fiscal, evitar mermas relevantes de recaudación, o impedir el fraude fiscal, y entendió que ninguna de ellas concurría. Ciertamente, el gobierno alemán adujo, en las notas explicativas del proyecto de ley, que la norma restrictiva tenía por objeto proteger la base imponible del Impuesto sobre Sociedades alemán,   pero el tribunal la consideró desproporcionada pues afectaba a todo tipo de pasivos financieros, esto es, fueren o no artificiosos, de manera tal que de su aplicación podrían derivarse perjuicios irreparables para empresas en situaciones financieras delicadas.

En las vísperas de una reforma del Impuesto sobre Sociedades, que se promete profunda,  no debería pasar desapercibida la decisión del tribunal alemán, habida cuenta de que dicho tributo está sujeto, obviamente, al principio de capacidad económica, cuyas exigencias entroncan, básicamente, con el principio del neto del ordenamiento fiscal alemán.

En efecto, una vez definido el hecho imponible como la obtención de renta, y medida ésta sobre el resultado contable, para rechazar un gasto, en este caso financiero, ha de mediar una causa de justificación suficiente ¿Lo es la escasa capacidad de generación de resultados de explotación? ¿Lo es una estructura financiera sesgada hacia los pasivos financieros? Ninguna de las dos cuestiones amerita una respuesta positiva.

La Comisión de Expertos ha propuesto que no sean deducibles los intereses imputables al endeudamiento que exceda de los fondos propios. El fundamento de esa propuesta es evitar la distorsión que provoca el Impuesto sobre Sociedades a favor de los pasivos financieros, en la medida en que los intereses son deducibles y los dividendos no lo son ¿Ignora esa propuesta las exigencias del principio de capacidad económica?

A primera vista así lo parece, ya que implica la no deducción de unos gastos vinculados a la obtención de renta, y un aumento de la base imponible de las entidades excesivamente apalancadas.

Ahora bien, esa primera impresión es debatible. Es cierto que la base imponible de las entidades excesivamente apalancadas aumentaría, pero ese efecto, por sí solo, no es adverso al principio de capacidad económica. Antes bien, la medida propuesta por la Comisión de Expertos, inicia el camino de tratar homogéneamente el precio pagado por la financiación recibida, ya tenga la consideración de dividendo o interés. Ese camino lleva a la igualdad entre las entidades jurídicas frente al Impuesto sobre Sociedades, cualesquiera que fueran los instrumentos a través de los cuales hubieran captado los recursos financieros.

Al final de ese camino se encuentra la base imponible construida sobre el resultado de explotación en vez de sobre el resultado contable. No es una idea nueva. En efecto, esa base imponible, ciertamente tan novedosa y radical como para alumbrar un nuevo modelo de Impuesto sobre Sociedades conocido como CBIT, fue propuesta por los expertos del Tesoro norteamericano en los inicios de la década de los noventa del pasado siglo. Hasta el presente no ha prosperado, pese a que es portadora de cualidades y ventajas nada despreciables, en particular la sencillez y la neutralidad, pero las  normas limitadoras de la deducción de intereses que han venido siendo adoptadas en la última década por los principales países miembros de la OCDE, la han desempolvado.

Eduardo Sanz Gadea.

Anuncios

Acerca de Eduardo Sanz Gadea

Eduardo Sanz Gadea es Licenciado en Derecho y en Economía.
Esta entrada fue publicada en Impuesto Sociedades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s