Una interpretación flexible de Tributos respecto de la aplicación del mínimo por descendientes en el IRPF


Si usted tiene hijos menores de 25 años que declaran rendimientos brutos en el IRPF superiores a los 1.800 euros, es muy posible que a la hora de confeccionar su declaración del IRPF haya renunciado de antemano a incluir el mínimo por descendientes por esos hijos.

Y es una pena, porque es posible que atendiendo a la nueva doctrina de la DGT sobre esta materia usted podría haber incluido el mínimo por descendientes en su declaración.

Pero rebobinemos un poco. El mínimo por descendientes supone para el contribuyente, por cada hijo, una reducción en la base imponible de entre 1.836 y 4.182 euros, en función del número de descendientes que se tenga, lo cual no es nada desdeñable en los tiempos que corren, máxime si tenemos en cuenta que el IRPF es un impuesto progresivo cuyo tipo marginal disminuye a medida que se reduce la base imponible.

Ahora bien, para poder aplicar el mínimo por descendientes, los artículos 58 y 61 de la vigente Ley del IRPF exigen diversos requisitos subjetivos y cuantitativos.

Entre los primeros destacan (i) la exigencia de que los descendientes sean menores de veinticinco años -salvo que sean discapacitados, en cuyo caso no aplica este límite de edad-, y (ii) que el descendiente conviva con el contribuyente.

Entre los requisitos cuantitativos, se establecen dos condiciones que deberán cumplirse de forma cumulativa:

  1. El descendiente no podrá tener rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros.
  2. Además, no procederá la aplicación de este beneficio fiscal cuando los descendientes que generen el derecho al mismo presenten declaración por el IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.

Pues bien, en relación con este último requisito la Dirección General de Tributos (DGT) ha publicado recientemente una interesante consulta en la que establece la posibilidad de aplicar este beneficio fiscal incluso cuando el descendiente declara rendimientos brutos superiores a 1.800 euros, si existen otros componentes (gastos deducibles, mínimos exentos, etc) que hacen que sus “rendimientos netos” no superen dicho importe.

Se trata de la consulta V1628-12, de fecha 27/07/2012, en la que se plantea un supuesto en el que el hijo del consultante, de 24 años de edad, ha confirmado el borrador del ejercicio de 2011 que le ha sido enviado por la Agencia Tributaria con los siguientes rendimientos:

  • Intereses por importe de 941,97 euros.
  • Dividendos por importe de  2.379,38 euros.
  • Gastos de custodia de acciones de 27,39 euros
  • Exención por dividendos de 1.500,00 euros.

En este supuesto, aunque los rendimientos brutos (intereses y dividendos) declarados por el descendiente superan los 1.800 euros, en cambio el rendimiento neto atribuible a efectos del IRPF asciende a 1.793,96 euros, una vez neteados los gastos de 27,39 euros y los 1.500 euros de exención por obtención de dividendos.

Y ante esta situación, el consultante se pregunta si puede aplicar el mínimo por descendientes en su declaración del IRPF, a lo que la DGT le responde de forma afirmativa, puesto que para determinar la cuantía de los 1.800 euros los rendimientos deben computarse por su importe neto y no por su importe bruto.

Por tanto, a partir de ahora habrá que tener muy en cuenta este nuevo criterio de la DGT, ya que permitirá aplicar el mínimo por descendientes en el IRPF incluso en supuestos en los que el descendiente presente declaración del IRPF con unos rendimientos brutos superiores a los 1.800 euros.

Miguel Rodríguez de Cepeda.

Anuncios

Acerca de Miguel Rodriguez de Cepeda

Miguel Rodríguez de Cepeda es Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, Diplomado en Derecho Comunitario por la Universidad de Sevilla y Master en Asesoría Fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol. Asesor Fiscal – Asociado Senior de LANDWELL-PricewaterhouseCoopers, Abogados y Asesores Fiscales, en la oficina de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en IRPF y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una interpretación flexible de Tributos respecto de la aplicación del mínimo por descendientes en el IRPF

  1. Unos consejos interesantes a tener en cuenta. Un servicio de asesoría y gestoría profesional nos puede ser muy útil en los temas fiscales. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s