La enésima vuelta de tuerca. Últimas novedades fiscales introducidas por el RDL 12/2012


Hace unas semanas el Gobierno se comprometió con la UE a rebajar al 5,3 por ciento el déficit público de nuestro país para el año 2012. Dicho compromiso era, en el ámbito fiscal, la antesala de la enésima vuelta de tuerca que acaba de concretarse con la aprobación del Real Decreto Ley 12/2012 .

El objetivo prioritario de esta norma se centra en la obtención de un anticipo de la recaudación tributaria, como complemento al duro ajuste económico que, a nivel global, introducen los Presupuestos Generales del Estado para el año 2012.

El paquete de medidas fiscales aprobado mediante el RDL 12/2012 gira en torno a dos grandes ejes:

  • La aprobación de una vía extraordinaria de regularización fiscal aplicable a rentas no declaradas por contribuyentes del IRPF, Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de No Residentes.
  • La modificación de algunas figuras claves del Impuesto sobre Sociedades (pagos fraccionados, deducibilidad de gastos financieros, libertad de amortización, deducciones, etc.)

Medidas extraordinarias de regularización fiscal

Sin duda la medida que está teniendo mayor repercusión mediática se refiere a la introducción de una declaración tributaria especial pendiente aún de desarrollo reglamentario, para que los contribuyentes del IRPF, Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de No Residentes que así lo decidan puedan regularizar su situación tributariaen relación con bienes o derechos de su patrimonio que “no se correspondan con las rentas declaradas”, para lo cual bastará con ingresar el 10% del “importe o valor de adquisición” de los citados bienes o derechos.

El pago del citado porcentaje “determinará la no exigibilidad de sanciones, intereses ni recargos”, estableciéndose asimismo una cláusula de exoneración de responsabilidad penal para quienes decidan acogerse a esta medida.

Esta vía de regularización fiscal se complementa con otra que afecta a quienes hayan obtenido rentas en territorios considerados como paraísos fiscales, ya que se establece un gravamen especial reducido del 8%, exclusivamente para el año 2012, que aplicaría sobre los dividendos y plusvalías de fuente extranjera procedentes de dichos territorios que se devenguen hasta el 31 de diciembre de 2012.

Modificaciones relativas al Impuesto sobre Sociedades

En este ámbito hay que distinguir entre aquellas modificaciones que tienen una vigencia temporal limitada a los ejercicios iniciados dentro de los años 2012 y 2013, y aquellas otras medidas que tienen una vocación de permanencia en el tiempo y que, por tanto, deberán ser tenidas en cuenta para la realización de una planificación fiscal más a medio y largo plazo.

Entre las medidas con efectos limitados a los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2012 y 2013 podemos destacar las siguientes:

  • Se establece para grandes empresas una aportación mínima en sus pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades mediante la aplicación de un porcentaje mínimo sobre el resultado positivo de la cuenta de pérdidas y ganancias de los 3, 9 y 11 primeros meses del año natural (minorado en las bases imponibles negativas pendientes de compensación, con los límites previstos en el RDL 9/2011). El citado porcentaje mínimo se ha fijado en el 8% para aquellos sujetos pasivos cuyo importe neto de la cifra de negocios en los 12 meses anteriores a la fecha en que se inicien los períodos impositivos dentro del año 2012 ó 2013 sea de al menos 20 millones de euros, con algunos supuestos excepcionales en los que el porcentaje se reduce al 4%

En cualquier caso, dado el escaso margen de tiempo que resta para el pago fraccionado que deberá presentarse hasta el próximo 20 de abril de 2012, se prevé que el mencionado porcentaje mínimo sea del 4% para este pago fraccionado (o del 2% para los supuestos excepcionales antes mencionados).

  • Se limita al 1% la deducibilidad máxima anual del fondo de comercio generado tanto en adquisiciones de empresas (art. 12.6 LIS), como en operaciones de reestructuración empresarial (art. 89 LIS).
  • Se reduce al 25% (con anterioridad era del 35%) el límite conjunto sobre la cuota íntegra aplicable a las deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades, incluyéndose como novedad dentro del citado límite la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios. También se reduce del 60% al 50% el límite aplicable a la deducción por actividades de I+D+i.

Como contrapartida a las mencionadas reducciones, se incrementa el plazo para poder aplicar estas deducciones de 10 a 15 años (18 años en el caso de deducciones por actividades de I+D+i).

El segundo bloque de medidas que afectan al Impuesto sobre Sociedades son aquellas que al estar previsto que tengan efecto para los períodos impositivos iniciados a partir de 1 de enero de 2012, deben considerarse como modificaciones de carácter indefinido:

  • Una de las medidas más importantes en este sentido se refiere a la limitación de la deducibilidad de los gastos financieros, eliminándose la actual regla de subcapitalización y estableciéndose para este tipo de gastos una regla de imputación temporal que limita la posibilidad de deducción total de los mismos en un solo ejercicio.

En este sentido se establece que los gastos financieros netos (exceso de gastos financieros respecto de los ingresos financieros del periodo impositivo) serán deducibles con el límite del 30% del beneficio operativo del ejercicio, estableciéndose reglas específicas para aplicar este límite en el caso de entidades que tributen en consolidación fiscal. En todo caso, serán deducibles los gastos financieros netos del período impositivo por importe de 1 millón de euros.

Los gastos financieros netos que no hayan podido deducirse en un ejercicio por la aplicación del límite anterior podrán deducirse en los períodos impositivos que concluyan en los 18 años inmediatos y sucesivos.

Los límites anteriores no resultarán de aplicación a aquellas entidades que no formen parte de un grupo en el sentido del artículo 42 del Código de Comercio, ni a las entidades de crédito.

  • Se establece también la no consideración como gasto fiscalmente deducible de los gastos financieros generados en el seno de un grupo mercantil destinados a la adquisición (a otras entidades del mismo grupo) de participaciones en el capital o fondos propios de cualquier tipo de entidades, o a las aportaciones al capital o fondos propios de otra entidades del grupo, salvo que se acredite que existen motivos económicos válidos para la realización de este tipo de operaciones.
  • Se elimina desde el 31 de marzo de 2012 el incentivo de la libertad de amortización y se establece un régimen transitorio para aquellas entidades que tuvieran cantidades pendientes de aplicar por este concepto. Estas entidades podrán seguir aplicando la libertad de amortización con el límite, para los ejercicios 2012 y 2013, del 40% de la base imponible previa a su aplicación y a la compensación de bases imponibles negativas en el caso de cantidades pendientes a las que le aplicara el RDL 6/2010 (que exigía mantenimiento de empleo), y del 20% para cantidades pendientes a las que le resultara de aplicación el RDL 13/2010 (que no exigía mantenimiento de empleo). Estas limitaciones no afectarán a las entidades de reducida dimensión.

En conclusión, el recientemente aprobado RDL 12/2012 introduce importantes modificaciones tributarias mediante la modificación de aspectos claves del Impuesto sobre Sociedades y el establecimiento de una vía extraordinaria de regularización fiscal que permitirá aflorar a los contribuyentes del IRPF, Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de No Residentes aquellas rentas no declaradas en su momento, aplicando un gravamen fijo del 10%.

Aunque parece evidente, por la relevancia de las medidas que introduce, que el RDL 12/2012 representa un hito importante en el camino de reformas fiscales emprendido con objeto de alcanzar los objetivos de déficit público comprometidos por España con la UE, parece claro que aún quedan bastantes vueltas de tuerca que dar para que la maquinaria vuelva a funcionar a los niveles que nos exigen los mercados.

Miguel Rodríguez de Cepeda.

 

Anuncios

Acerca de Miguel Rodriguez de Cepeda

Miguel Rodríguez de Cepeda es Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, Diplomado en Derecho Comunitario por la Universidad de Sevilla y Master en Asesoría Fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol. Asesor Fiscal – Asociado Senior de LANDWELL-PricewaterhouseCoopers, Abogados y Asesores Fiscales, en la oficina de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en Impuesto Sociedades, IRNR, IRPF, Novedades Tributarias, Procedimientos tributarios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La enésima vuelta de tuerca. Últimas novedades fiscales introducidas por el RDL 12/2012

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s