Últimas experiencias prácticas en el control tributario del Impuesto sobre el Valor Añadido


1.- Visión general de la estrategia antifraude  en el IVA

Los últimos estudios de la Comisión Europea  calculan las pérdidas de IVA en la U. E. en torno a 100.000 millones de euros, es decir, más o menos 10% de la recaudación total del impuesto. Ya en el año  2006  se elaboró un informe tratando  de explicar a los países miembros  la necesidad del control del fraude, y se abrió un debate sobre las medidas a adoptar en el que participaron no sólo expertos en anti fraude IVA, sino también representantes de las empresas más afectadas por el problema, en este sentido debe destacarse el efecto nada desdeñable de competencia desleal que presenta el fraude en el IVA.

Actualmente las bases de la  estrategia  antifraude tienen dos  objetivos principales:

1º.- Poner en marcha un plan con propuestas legislativas en las distintas líneas de actuación: para prevenir el fraude (sobre registro e información de los sujetos), para detectarlo (condiciones sobre exenciones en el procedimiento 42 de aduanas y mejora del intercambio de información avanzando en el desarrollo de EUROFISC), y para recuperar los impuestos no pagados. Todas estas medidas deberían contribuir a mejorar la capacidad de las autoridades fiscales para luchar contra el fraude, pero como requieren ser adoptadas por unanimidad en el Consejo su tramitación y en su caso aprobación  se convierte en una tarea muy compleja.

Las medidas concretas propuestas son las siguientes:

  • Reducir los tiempos de suministro de la información de declaraciones recapitulativas para asegurar que los Estados Miembros son informados rápidamente de las transacciones intracomunitarias.
  • Por otra parte, dado el amplio abuso de las condiciones para la exención a la importación, sobre todo en un contexto de fraude carrusel, asegurar que los países miembros controlan y tienen información sobre la mercancía que llega a su territorio, y clarificar las condiciones básicas para la exención sobre todo en relación con la información a proporcionar en el momento de la importación.
  • Nueva regulación de la cooperación administrativa entre países en materia de IVA: introducir requisitos mínimos comunes a todos los países, para darse de alta o dar de baja en los registros VIES
  • Puesta en marcha del EUROFISC, en el que participen todos los países miembros y permita un intercambio multilateral de información con o sin petición previa.
  • Promover el intercambio de información basado en procedimientos de análisis de riesgo.
  • Permitir acceso directo a las bases de datos y reducir por tanto las necesidades de petición a otros estados miembros, de manera que se liberen recursos y tiempo para emplearlos en aquellas peticiones que resulten más complejas.
  • Por otra parte la Comisión ha propuesto, si bien con carácter optativo para los países miembros, la aplicación temporal hasta 31/12/2014 por un periodo mínimo de 2 años, de la inversión del sujeto pasivo, en sectores especialmente sensibles al fraude, existiendo una lista predefinida de bienes y servicios, con un máximo de tres categorías, de las cuales dos deberán ser bienes. Los artículos incluidos en tal lista son: teléfonos móviles, microprocesadores, perfumes, metales preciosos, y las transmisiones de derechos para la emisión de gases de efecto invernadero. Los países que apliquen este mecanismo tendrán que informar a la Comisión del impacto de las medidas, del posible traslado del fraude a otros países o a otros bienes o servicios, y de los costes indirectos y directos que hayan supuesto para los contribuyentes.

2º.- Aplicación de otro conjunto de actuaciones no legislativas con grupos de trabajo sobre diversas materias como los   medios de transportes (coches, yates,…), sobre el uso de las nuevas tecnologías, las relaciones entre la administración fiscal y los contribuyentes y por último sobre los diversos sistemas gestores que se pueden aplicar.

En concreto en materia de gestión del impuesto la Comisión en su Libro Verde para la reforma del IVA propone cuatro modelos posibles de gestión del impuesto que limiten el fraude.

De forma sucinta estos modelos serían:

  • Transferir directamente a la Hacienda Pública, por parte de las entidades financieras, el importe de IVA pagado en factura. Se trata de un modelo muy efectivo pero cuya aplicación práctica resulta extraordinariamente compleja.
  • Transferencia de la información de las facturas en tiempo real a la Administración Tributaria. Este nos parece el sistema que requeriría menos cambios normativos pero exige contar con una plataforma tecnológica muy potente.
  • Creación de archivos seguros a los que se remita la información de datos sobre el IVA y que sean accesibles por la Administración Tributaria.
  • Certificación de procedimientos y controles internos a efectos del IVA de las empresas por parte de la Administración Tributaria.

2.- Ejemplos de los últimos casos de fraude masivo al IVA

A continuación vamos a comentar tres casos concretos de fraude al IVA y la respuesta a los mismas que se está dando por los distintos Estados Miembros o países terceros,  indicando las actuaciones singulares y específicas que se han puesto en marcha  o se podrían poner en marcha.

A) El comercio Electrónico

¿Cuáles son los riesgos relacionados con negocios que operan a través de internet? Por un lado se ha producido un crecimiento significativo en los últimos años, existe poca información disponible para efectuar  análisis de riesgos, las empresas son libres para operar en cualquier parte del mundo, y se produce  un mayor anonimato tanto para compradores como vendedores.

Algunos Estados tienen limitaciones  para requerir información a  terceras partes sobre contribuyentes no identificados (en el caso español se han conocido recientemente varias Sentencias de la Audiencia Nacional sobre requerimientos de información extremadamente graves ya que impiden en la práctica estos requerimientos). Estas limitaciones dificultan extraordinariamente al análisis de riesgos en el caso del comercio electrónico ya que no se podría pedir información a las empresas suministradoras de los servicios o soporte de las plataformas tecnológicas.

Por otro lado también pueden existir limitaciones para requerir información al extranjero de residentes nacionales.

La Administración canadiense en un procedimiento de obtención de información de una de las mayores empresas de comercio electrónico a nivel mundial ha conseguido pronunciamientos de sus tribunales en el sentido de que o que la información requerida no se considera de origen extranjero, incluso aunque esté almacenada en servidores fuera de Canadá, ya que se entiende también localizada en Canadá  debido a su accesibilidad y uso para los canadienses.

Este caso ha tenido gran  repercusión en  los medios de comunicación  internacionales e incluso la empresa afectada ha colgado mensajes en su página web para recordar   a los usuarios que son ellos los responsables en asegurarse de que actúan de acuerdo  con todas las leyes y regulaciones relacionadas con su actividad online.

Los últimos datos obtenidos por la administración canadiense  indican que la publicidad en torno a  esta materia ha animado a los particulares a presentarse  y voluntariamente revelar los  ingresos que  previamente no habían declarado.

Por consiguiente en el ámbito del comercio electrónico podemos resumir la situación de la siguiente forma:

  • Medidas que serían útiles para enfrentarse a este tipo de fraude:
    • Obtener detalle de los pagos a través de tarjetas de crédito para descubrir ventas ocultas.
    • Peticiones de información a terceros países ya que parece que ya no hay problemas legales para ello.
    • Clarificar la naturaleza de la transacción (si es bien o servicio, por ejemplo las descargas de música…)
    • Conseguir una aproximación internacional al problema, (más allá del nivel europeo). Organizar intercambios de información al menos a nivel de la OCDE sobre este tipo de casos.
  • Problemas con los que se encuentra la administración:
    • Escaso conocimiento de la dimensión nacional del negocio , y por lo tanto reducida conciencia de la extensión del problema.
    • Dimensión internacional de la e-comercio, con un enorme volumen de negocios por todo el mundo. Es necesario más cooperación entre UE y OCDE.
    • Los métodos tradicionales de detección no son suficientes.
    • Decidir donde están establecidos, por ejemplo lugar donde esté el servidor.

B) Los créditos de Carbón. Derechos de emisión.

El mercado de créditos de carbono está deliberadamente diseñado para tener un mercado secundario, ya que  si una empresa contamina tendrá  que reducir sus emisiones, y  si gasta más de lo que le corresponde, será sancionada, salvo que  acuda a comprar créditos de carbono. Por lo tanto se puede vender el crédito e invertir en reducir emisiones de Co2 , siendo un mercado abierto a todos , de forma que  cualquier compañía puede participar, no sólo  operadores o  empresas  contaminantes , existiendo además la posibilidad de  transacciones internacionales .

De cara a la tributación de la operación la UE considera que los derechos de emisión son un activo intangible, y su venta es un servicio sujeto y no exento de IVA

¿Cuáles son los factores de riesgo que presenta este activo?:

  • Sólo existe una obligación para poder comerciar en este mercado: estar registrado en un registro europeo. Todos los países están obligados a tener un registro, pero nadie está obligado a registrarse en el registro de su país, y además se puede estar de alta en varios a la vez.
  • Las condiciones para registrarse son muy poco exigentes, de manera que el acceso a los mismos es muy fácil y con muy escaso control: basta con un número o nombre, designar representante, una dirección, teléfono y email, sin necesidad de comunicar un número de identificación fiscal.
  • No hay posibilidad de desregistrar.
  • No hay reglas comunes de control en la UE.
  • Las transacciones se hacen electrónicamente, en tiempo real.
  • No se dispone de la información, ya que no se declara en el VIES, al interpretar la Comisión que se trata de un servicio.
  • No hay acceso directo a los registros. Un ciudadano belga puede registrarse en Dinamarca y el inspector belga no tiene acceso al registro, porque sólo puede acceder al suyo pero no a registro de otros países.

El esquema del fraude es el típico del fraude carrusel. Las truchas compran créditos de carbón  a empresas extranjeras sin IVA y venden a empresas nacionales facturando con IVA. El IVA interior no se ingresa pero el comprador consigue un derecho a deducir. Como siempre en estos casos la operatoria presenta características  comunes,  direcciones no reales, personas jóvenes y ya conocidas del fraude carrusel, defraudadores previamente desaparecidos, registrados en varios registros europeos, con  cuentas en bancos en el extranjero, etc. En resumen  normalmente se da de alta a testaferros con las típicas características de los  MTIC.

¿Qué diferencias hay con otros fraudes carrusel? En este caso la tradicional figura del bróker ya no es necesaria, ya que son las grandes compañías  quienes necesitan estos créditos. Las truchas  también reciben suministros de terceros países, las empresas de terceros países pueden registrase en la Unión europea. Por otro lado la información es más difícil de obtener y  el dinero circula incluso cuando los créditos ni se compran ni se venden, hay ejemplos de los mismos créditos circulando en las mismas cantidades en más de una ocasión. Y en resumen  grandes pérdidas en muy poco tiempo.

La reacción ante esta nueva modalidad de fraude tiene que venir necesariamente  por la aplicación de medidas operativas muy complejas, que implicarían tanto la identificación de los sujetos registrados como la verificación de  las cadenas de transacciones , establecimiento de  los flujos de dinero e identificación de pagos en terceros países, intervenciones judiciales donde sean necesarias, cooperando con otros estados miembros y validando los detalles de registro IVA: nombre del operador, número de la cuenta en el registro de emisiones de la UE  , números  de contactos, detalle de los certificados  cantidades, valor y serie de número. O alternativamente por cambios legislativos, algunos países han optado por declarar sujetas estas operaciones a tipo cero  (exención de IVA con derecho a deducción), otros como Holanda y España han optado por la inversión del sujeto pasivo, y Francia por declararlo  no sujeto al calificarlo como operación financiera.

C) La trucha remota

La mejora en los sistemas de control del registro de operadores intracomunitarios en los países más avanzados de la UE y en particular en el caso de España, hace cada vez más difícil que en el caso del fraude carrusel (MTIC fraud) las empresas “trucha” puedan estar de alta el tiempo suficiente para cometer fraude a gran escala. Esta situación ha generado otra modalidad de fraude a la que denominamos mediante lo que denominamos “trucha remota”.

En concreto en el caso español es a partir de junio de 2009 cuando observamos que la operativa de las tramas varía sustancialmente debido como se ha comentado al intenso trabajo de desregistro llevado a cabo sobre las truchas españolas con ROI.

Esta nueva operatoria se fundamenta en la interposición en las operaciones que realizan sociedades de la UE con empresas distribuidoras españolas, una sociedad trucha, con ROI en otro estado de la UE (Rumanía, Bulgaria, Portugal,…) a la que denominaremos trucha remota, y otra sociedad trucha española que ha sido desregistrada y que, por tanto, ya no puede ser destinataria de entregas intracomunitarias. Este mecanismo permite  simular que son las truchas remotas las destinatarias de las entregas intracomunitarias exentas de los proveedores de la UE, de esta forma se evita que el operador europeo que vende no se pueda beneficiar de la exención por facturar a sociedades españolas que han sido dadas de baja en el ROI.

El control de este fraude es muy complejo y se están siguiendo dos líneas de trabajo. Por un lado en aquellos expedientes de mayor trascendencia se sigue la vía judicial y se tratan de conseguir las pruebas en otros países mediante el uso de Comisiones rogatorias y por otro lado están las actuaciones puramente administrativas mediante el desarrollo de controles multilaterales.

Ignacio Méndez Cortegano.

Anuncios

Acerca de Blog del Máster UTAF

Blog del Máster Universitario en Tributación y Asesoría Fiscal de Loyola Leathership School, que pretende dar respuesta a la creciente demanda de profesionales especializados en Derecho Fiscal existente en nuestra sociedad. Todos los comentarios y opiniones de nuestro equipo de expertos y colaboradores.
Esta entrada fue publicada en IVA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s